Páginas

El seitai es una educación para vivir sano y cultivar esta capacidad inherente a nuestra propia existencia.
Si por correr detrás de la técnica se llega a perder de vista la psique, el seitai desaparece.(H.N.)

martes, 1 de noviembre de 2011

A cerca del curso en Navarra (Octubre 2011)


Algunas de las personas que asistieron a este curso de fin de semana de Octubre en Navarra a penas han oído hablar a cerca del Seitai…Pero, en todas apareció Katsugen y percibieron la esencia profunda del yuki.

Una simpática señora de unos 70 años confiesa entre sonrisas: “Si alguien me pregunta a cerca del Seitai por la calle podría llegar a responder:
- Mmmm…¿Una comida Oriental?”
Personalmente, siento una especial satisfacción cuando encuentro a personas así, ya que llegan al curso sin ningún tipo de pre-conceptos y esto simplifica las cosas. Practicar sin pretensiones, sin expectativas concretas es algo que aunque lleve muchos años de práctica, no olvido y así, sin esperarlo, aparecen resultados sorprendentes, fuera de todo pronóstico. Han llegado al curso guiados por una corazonada, muy próxima al instinto y es precisamente ese instinto la clave central de una práctica sana.
Esta misma señora, en su comentario al final del curso de dos días comentó: “Algunos seguro que observasteis que en mi espalda se aloja una “chepa” considerable (sonríe)… Mi sensación es que ha disminuido en tamaño y peso… me siento, por tanto, más ligera, mi capacidad pulmonar ha aumentado de forma impensable y mi cabeza se ha desenganchado del cuello…(sonríe de nuevo y sus ojos chisporrotean)… Estoy muy contenta de averiguar que el Seitai no es ninguna comida exótica…(risas en la sala).”

 El señor P.:
- “Gracias por convertir el Seitai en una práctica tan cercana… Esta mañana, tras la práctica de ayer, me sentía muy bien… relajado y tranquilo. Sin embargo, notaba cierto dolor en un lado del cuello… y he de confesar que aunque me hubiera quedado con esa molestia a cambio de este estado, el dolor ha cedido y siento como si el cuello fuera de goma (risas)”

Todas y cada una de las células del cuerpo, en esencia, ya conocen el Seitai, porque quieren vivir espontáneamente libres. En éste sentido, no es nada de extrañar que el Seitai sea algo tan familiar, a pesar de que, en teoría,  uno no haya practicado antes. Cada molécula, cada átomo ya conoce y por supuesto todo el Universo conoce esto. Lo único que hacemos es permitir que las trabas mentales y emocionales no corten este deseo real y natural. El Seitai no depende de una sofisticada técnica de siglos de antigüedad, sino del conocimiento acumulado, como mínimo y según algunas teorías, de 13.700 millones de años. Nuestro maestro, por tanto,  tiene una edad considerable que merece todo el respeto.
Si se sigue practicando con esta actitud, la desaparición del dolor de cuello no es más que la guinda del pastel. El Katsugen no sólo resulta muy agradable, sino que nos enseña de forma permanente. Mientras aparezca el movimiento espontáneo, la vida nos está enseñando. Saborear la guinda, como una delicatessem..mmm... Si alguien quiere todo el pastel, no tiene más que servirse...

El señor J.:
“He disfrutado y además me he reído con ganas… Pero me ha sorprendido que en medio de una práctica las lágrimas empezaron a brotar. Mis ojos eran como surtidores. No he encontrado un motivo para ello, ni sentía angustia. De hecho ahora me siento muy aliviado…”
El señor J. Es un hombre grande y fuerte, y seguramente no encuentra muchas ocasiones para permitirle a sus sentimientos un momentito de paz. Enhorabuena y a seguir disfrutando de la vida con alegría en toda su diversidad!

9 comentarios:

  1. Enhorabuena por ese curso y ese nuevo grupo de amigos del seitai! Poco a poco va contagiándose el placer de conectar con el cuerpo de forma natural y espontánea, de relajar la mente y calmar las emociones, y de conectarse con otras realidades a las que todos pertenecemos desde siempre. Gracias, Pedro, por este resumen de ese fin de semana navarro que, seguro, debió ser estupendo.

    ResponderEliminar
  2. hei Yolanda!!!Gracias por tu apoyo incondicional...
    Realmente fue un curso maravilloso, cálido, profundo, divertido y cargado de humanidad... qué más se puede pedir?
    Sin duda, como bien describes, se amplía el círculo de amigos del Seitai. Gente abierta y sencilla con ganas de abrir el corazón a la Verdad...
    uuuuum... todo va bien!

    ResponderEliminar
  3. Hola a todos/as. La risa es contagiosa, el llanto, la alegría, el movimiento, la Vida es contagiosa pues de hecho es la Vida la que se recrea a si misma y se multiplica, saliendo siempre mas vida de la propia vida inagotable. Así leo vuestro comentario sobre el taller de Navarra. Es algo contagioso, ganas de haber estado allí, ganas de seguir practicando, de seguir compartiendo y... contagiando. Mucho ánimo para todos los que estuvieron allí y sintieron por primera vez su vida despertar de esta manera tan especial, gracias al Seitai. En realidad, hasta para los que llevamos mas tiempo, cuando la vida despierta, siempre es como la primera vez.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy de acuerdo con Juancho, cuyo comentario no había leído hasta hoy. Cuando el movimiento del ki se contagia nos sentimos todos conectados, en paz y felices. Cada práctica en grupo, ya sea con practicantes antiguos o con nuevos participantes es siempre una gran experiencia que genera las ganas de repetir y de seguir compartiendo. Poco a poco va creciendo el número de practicantes y amigos del Seitai. Algunos nos hemos empezado a juntar en un grupo en facebook para compartir información y experiencias: https://www.facebook.com/#!/groups/237134813038525/. Un grupo que crece de forma continuada. Cuantos más seamos, más nos contagiaremos!

      Eliminar
  4. Gracias Juancho!Qué alegría me da siempre sentirte cerca a través de tus palabras saliendo puras del alma....
    Te envío un abrazo fuerte y así a ver si nos contagiamos más y más... más y más profundo contagio vital de esta existencia tan y tan Universal....

    ResponderEliminar
  5. vivimos en un mundo lleno de tristeza, rabia, melancolía...un mundo donde, parece ser, la felicidad está mal vista, porque poca gente puede decir que es feliz.
    ningún humano es capaz de sentir la profundidad de sí mismo y mucho menos sentir el Universo.
    a través del Seitai llegas a lo más profundo de tu ser y del Universo. porque somos parte del Universo. porque formamos uno solo.
    hace poco que conozco el Seitai y lo practico, un año aproximadamente, pero hay cambios en mí, más de lo que yo podría imaginar. y los cambios siguen...
    lo que yo he sentido en este curso de Navarra es algo que no puedo explicar con palabras. he entrado en mi interior más profundo, he estado conmigo misma como jamás lo hubiera podido estar, conectada con el Universo, porque soy una molécula más.
    las sensaciones son indescriptibles y maravillosas, he sentido una paz plena, una quietud perturbadora porque nunca había experimentado esta sensación así. he llorado. los sentimientos y sensaciones que han aflorado en mí, me han hecho llorar, pero no he sentido dolor ni sufrimiento por el llanto...he sentido paz...una paz inmensa...
    Gracias, gracias por enseñarme Seitai, gracias por enseñarme a sentir la paz y armonía que no tenía. Gracias.
    Os invito a todos a concocer el Seitai.

    Susana

    ResponderEliminar
  6. Hola Susi!
    Me hace mucha ilusión verte también por estos mundos de blog... Los cambios se hicieron muy aprecibles en el curso... no son cosas inventadas, ya lo sabes... constipado de unas horas y cosas así, no se pueden inventar aunque uno se esfuerze con empeño. A seguir practicando que es así como poco a poco uno va recibiendo sorpresas y la alegría empieza a surgir desde el interior y los deseos verdaderos siempre se cumplen...

    Por cierto, acabo de descubrir que este artículo ha sido record de visitas en este blog... Así que encantadiiiisimo y muchas gracias a todos!!!!

    Susi, nos vemos en las reuniones!!!! Besos y abrazos!!!!

    ResponderEliminar
  7. Me vuelvo a presentar: Soy Virginia G. Mataix, hija de Virginia Mataix (practica yuki en Barcelona y me ha hablado mucho de ti) . En Valencia no he encontrado a nadie que siga el Seitai, pero espero alguna vez ir por Barcelona a participar en un taller.
    Es una alegría leer a tantas personas alegres y con armonía.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Hola Virginia!
    Veo a tu madre cada semana y mantenemos muy buena comunicación. Tiene taaanta energía!!!!
    Muchas gracias por tu interés. Te mantendré informada cuando vaya por Valencia. Los talleres suelo anunciarlos en el blog y tengo previsto realizar uno en Valencia, pero aun no sé las fechas...En ellos desde luego practicamos profundamente un seitai muy respetuoso, lo cual no es nada incompatible con el hecho de que suelen haber también momentos de muchas risas y alegría...
    Un abrazo!

    ResponderEliminar