Páginas

El seitai es una educación para vivir sano y cultivar esta capacidad inherente a nuestra propia existencia.
Si por correr detrás de la técnica se llega a perder de vista la psique, el seitai desaparece.(H.N.)

viernes, 25 de marzo de 2011

Yuki-ho en cadena: El ki transparente se comunica.

Lo más habitual en las reuniones de grupo es comenzar la práctica formando una cadena en círculo entre los asistentes. Nos sentamos a la japonesa, percibiendo el propio centro bien arraigado y la mente libre de preocupaciones. 
La mano derecha sujeta la muñeca del compañero de ese lado con suma delicadeza, como si tocáramos un valioso papel de regalo que no deseamos arrugar lo más mínimo. La mano izquierda recibe esta vibración sutil del compañero que se haya sentado a ese lado.
Unificamos el ki a través de una respiración conjunta y profunda.
A continuación permanecemos con la mente sosegada y enviamos el aliento que nace del propio centro a través de las manos.
Comunicamos un ki tranquilo y limpio. Cuando éste se unifica, cosa que sucede cuando las divagaciones de la mente desaparecen, se crea un ambiente transparente y cálido, que no entiende de fronteras, ni de egoísmos o intereses.
Y en esa vivencia silenciosa en la que incluso los cuerpos se desvanecen y unifican, podemos dirigir el ki a cualquier lugar que vive el sufrimiento. 
Estos días dedicamos especial atención a Japón. La sensación de presencia, proximidad y comunicación es indescriptible.
El ki limpio, que tanta falta hace en este planeta, se transmite y disipa el ki alborotado o turbio.
Es sumamente positivo experimentar esta vivencia simple y profunda de paz tanto para aquellos que envían el ki como para aquellos que lo reciben. Y como ésta experiencia carece de ideas y pre-conceptos, es muy apropiada tanto para los que practican Seitai como para cualquier grupo de personas que desee ayudar y sentir el ki Universal.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario