Páginas

El seitai es una educación para vivir sano y cultivar esta capacidad inherente a nuestra propia existencia.
Si por correr detrás de la técnica se llega a perder de vista la psique, el seitai desaparece.(H.N.)

viernes, 21 de enero de 2011

Exhalación (1)


Muchos valores de la sociedad "moderna" contagian al ser humano una forma de vivir alejada de su propia Naturaleza. 
Hoy día, todo gira en torno a la tensión y se descuida la otra cara de la misma moneda: la distensión. 
Depresión, ansiedad o angustia son sólo algunas de las consecuencias asociadas a este fenómeno que impide que la respiración llegue al vientre.
Cuando la dinámica tensión-distensión se bloquea, aparecen los problemas, la sobre-excitación permanente y la armonía necesaria para vivir con ánimo.
El sosiego es imprescindible para sentir la vida en toda su plenitud. De lo contrario, algo se nos escapa...
Vivir es respirar y tal como se realiza la respiración, vivimos.
La tensión se relaciona con la inspiración y la distensión con la exhalación. Esto es así desde el momento del nacimiento con la primera inspiración que abre nuestro pecho, preparándolo para la vida, hasta la última exhalación.
El egoísmo lo encontramos en las personas que inspiran demasiadas veces por minuto, son personas estresadas, atrapadas en su propio interés.  Sin embargo,  las que son capaces de "dar", desde el corazón y desinteresadamente, tienen una exhalación larga y les envuelve un ambiente amable y bondadoso.
Prestar atención a nuestra exhalación para que ésta se alargue, no sólo reporta un beneficio individual, pues todo el entorno se nutre con esta influencia cálida y apacible.
En realidad, las personas con la exhalación corta, muestran muchas dificultades para preocuparse de los demás y, por tanto, para realizar yuki, puesto que bailan desacompasados, ajenos al verdadero ritmo del Universo.